Acerca del teatro.

“Por ejemplo, los textos se escribían si división entre palabras (una práctica que no se sistematizaría hasta la Edad Media), en las obras de teatro los cambios de personajes no siempre aparecían indicados con claridad (se utilizaba una linea horizontal, como un guión  , al comienzo del parlamento, pero con el paso de los años éstas corrían el riesgo de borrarse, y además el nombre del personaje podía omitirse por completo).

Entonces vemos como la pericia del actor y del director, si se puede hablar de tales roles en especial del de director en esa época, tenía que ser muy grande para poder distinguir un personaje de otro y asignarle a cada uno lo que le correspondía, casi como se podría pensar, que en algunos casos se lleva a cabo de manera contemporánea.

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario

Dato importante acerca del control sobre los libros.

En el antiguo Egipto “En tiempos de escasez, cuando, como hemos visto, el gobierno egipcio prohibió la exportación de papiro en un intento de controlar la producción de libros, se usaron pieles de animales, en particular en Pérgamo, de donde viene el término “pegamino”.

Ideas. Historia intelectual de la humanidad. Peter Watson.

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario

Poesía hermosa y útil

La poesía puede ser al mismo tiempo útil y hermosa, según Horacio: “Los poetas quieren ser de utilidad o proporcionar placer, o decir cosas que a un tiempo sean placenteras y útiles para la vida… El poeta que mezcla lo útil (utile) y  lo placentero (dulce) es aclamado por todos, pues deleita y aconseja al lector al mismo tiempo”. En cualquier caso los romanos pensaban, como los griegos antes que ellos, que los poetas eran especiales en algún sentido, por lo que se los llamaba uates, término que también significaba “profeta”.

Tomado de: Ideas. Historia intelectual de la humanidad, de Peter Watson.

Ahi les dejo que el arte sirve para algo además de proporcionar placer, no es gratuito que en algunos sistemas de gobierno el mismo arte pueda ser “inútil” no obstante “cuestionar” algunas o casi todas las cosas al mismo tiempo.

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario

Puedo ver.

Semana santa y reflexión, semana cuando la iglesia católica celebra la muerte y resurrección de Jesús, cuando el mundo cristiano se vuelca todo a las iglesias para pedir perdón, para “reconciliarse” con los otros; no hay nada más falso que esto, puesto que, apenas pasa la semana santa, todos volvemos a lo mismo, comercio, peleas, engaños, autoengaños, y sobre todo la vida sigue su curso normal, nada cambia.

Cada año es igual, cada diciembre nace Jesús, cada pascua muere, y así sucesivamente desde el año “0” hasta el 2017. La religión no es más que la costumbre de contar historias acomodadas a los intereses de unos cuantos, mientras que el resto se lo cree por temor a ser castigado. El día que cada uno asuma su responsabilidad y tome las riendas de su vida, teniendo en cuenta a los otros, algo podrá comenzar a cambiar.

Entre tanto las coas seguirán iguales, los humanos seguirán convencidos de que Dios, ¿Cuál para cada quién? los salvará, los llenara de “gracia” y cada cosa será igual a la anterior.

Diego Casas.

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario

Entre rejas

La ciudad vive entre rejas, con rejas y a través de rejas. Es una ciudad que por lo pequeña no debería tenerlas, simplemente eliminarlas, así como eliminaría el miedo constante de ser agredida. Es una ciudad que se precia de segura, en el fondo es puro maquillaje, es la imagen hacia afuera la que cuenta, es lo que se ve y no lo que se es.

Cada calle es un laberinto de incertidumbres, de caminos atestados de quien sabe que, de caminar y estar mirando para todo lado, porque sentirse bien no es cuestión de miedo es cuestión de salud mental.

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario

La ley del mínimo esfuerzo.

“En interés de la velocidad y la eficiencia, además, las palabras más frecuentes tienden a ser más cortas. Esto lo expresa la Ley de Zipf, que afirma que la longitud de una palabra es inversamente proporcional a la posición que ocupa en la lista de frecuencias. La razón de ello se deduce fácilmente del título del libro de Zipf, publicado en 1949, Human Behavior and the Principle of least Effort [La conducta humana y el principio del mínimo esfuerzo]. El lenguaje se calibra a sí mismo de modo que requiera el menor esfuerzo posible, y las palabras tienden a hacerse cada vez más cortas a medida que se vuelven más comunes.De ahí que pasemos, por ejemplo, de “televisión” a “tele”, y de “universidad” a “uní”. (Corbalis, Michael. 2014, 143)

De ahí que para la vida del ser humano en muchos de sus ámbitos todo se reduzca al mínimo esfuerzo, hasta sus mismas accione;, de este modo quienes dominan el lenguaje de un modo total, lo conocen, lo transforman para lograr cierto tipo de interés, cierta manipulación que lleva al caos. El cerebro cuando puede procesar las palabras, cuando se ocupa de ellas de un modo total, presenta un desarrollo adecuado y posibilita la comprensión del mundo, hay muchas cosas que son nombradas y existen, otras que por nombrarse demasiado, pueden dejar de existir y su sentido y significado termina perdiendo todo poder; porque la misma palabra es poder y quien la domina puede dominar cualquier instancia del desarrollo.

Ese mínimo esfuerzo adormece el cerebro y sus funciones, el cuerpo cuando no se mueve se va anquilosando, pierde elasticidad, fuerza, capacidad de adaptación, y el mundo contemporáneo va a tal velocidad que exige del cuerpo una gran dosis de adaptabilidad; los humanos ya no leen palabras completas, leen monosílabos, trozos que se completan por reflejo, de un modo mecánico y cuando esto sucede se deja de pensar y la evolución va dejando a un lado a quienes no saben leer ni las palabras, no las frases ni su entorno.

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario

Palabra y creación actoral.

Puede sonar como un pleonasmo palabra y creación actoral, pues el teatro es acción y no solo palabra, o palabra y no solo acción, es necesario comprender que ambos aspectos son importantes y van de la mano, para lograr lo que se llama el equilibrio en el arte de actuar, gesto-acción-palabra o de atrás para adelante, del medio para atrás o del medio para adelante… en fin como se lea hay que lograr un buen resultado.

Aqui va.

La palabra en la acción creadora. Ósipovna Knébel.

Retomando el texto original que habla sobre Stanislavsky y sus lecciones sobre el la palabra a la hora de crear en el teatro, un extracto sencillo y diciente:

“Cuando Stanislavsky comenzaba a actuar, no hacía ni un solo gesto superfluo, nunca se precipitaba y decía las cosas más elevadas de manera sencilla. Se podía recordar cada frase. ¡Y qué semitonos tenia Salvini en Otelo! Y al mismo tiempo su habla era romántica”.

Bueno, saquen sus propias conclusiones y las aportan.

Buenas tardes.

 

Publicado en Arte para la vida. | Deja un comentario