Respirar para hablar.

Hablar necesariamente requiere de la respiración, es decir del aire que somos capaces de tomar para poder emitir un sonido, la duración de este sirve para regular la cantidad de palabras que somos capaces de pronunciar, entonces si tenemos una buena capacidad pulmonar tendremos, a su vez, una buena capacidad para decir frases largas que permitan lograr una comprensión mucho más clara a quien escucha.

El problema que se plantea entonces es: ¿Cómo adquirir esa capacidad pulmonar necesaria y justa, eficiente y total para poder lograr esta condición?

Nuestra respiración se ve afectada por muchos factores, especialmente por el sedentarismo propio de la época postmoderna, sujetos sentados frente a la pantalla del computador, o frente a la pantalla de la televisón cada vez van perdiendo más su capacidad de ejercitar su respiración total o diafragmática y son personas angustiadas porque no conocen su cetro vital.

Anuncios

Acerca de profesordeartes

Profesor de artes, buscando la interdisciplinariedad, porque el mundo y el universo son un todo, donde las cosas van sucediendo en espiral.
Esta entrada fue publicada en Arte para la vida.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s