Lineamientos curriculares artes.

Aqui va una lectura para comenzar a leer acerca de la educación artística, tema interesante y que aporta a todos acerca del arte, materia que hace parte del mundo individual y colectivo.

“Dimensiones de la Educación Artística y Cultural”

De acuerdo a los Lineamientos curriculares de Educación Artística (MEN, 2000), “La Educación Artística y Cultural estudia la sensibilidad, mediante la experiencia sensible de interacción transformadora y comprensiva del mundo (…) cuya razón de ser es eminentemente social y cultural”5. Para que esto sea posible se requiere por parte del estudiante y del docente el autoconocimiento, la formación conceptual, el desarrollo del sentido de pertenencia y arraigo, de la comprensión de los significados culturales y de su conciencia histórica local y universal. En la

Educación Preescolar, Básica y Media, los Lineamientos curriculares plantearon cuatro dimensiones que favorecen la formación integral, que se desarrollan a partir de la Educación Artística y Cultural. Estas dimensiones son: la dimensión intrapersonal, la interacción con la naturaleza, la dimensión interpersonal, y la interacción contextual de la producción artística, cultural y del patrimonio material e inmaterial.

La expresión sensible del estudiante constituye un lugar importante para el conocimiento de sí mismo, la comprensión y valoración de sus actitudes y expresiones, el fortalecimiento de su autoestima, la comprensión y regulación de sus sentimientos y emociones, así como el desarrollo de su conciencia corporal, lo cual influye en la percepción que tiene de sí, y de los otros. El desarrollo del conocimiento sensible sobre sí mismo tiene como finalidad la auto-identificación y aceptación, así como la comprensión y significación de sus vínculos afectivos.

En la dimensión intrapersonal, el estudiante de la Educación Preescolar, Básica y Media ha de encontrar, gracias a la relación con sus docentes y sus compañeros, formas para desarrollar su expresión sensible. Aquí el reto mayor –en el enfoque por competencias– consiste en alcanzar la autonomía estética del estudiante. Autonomía estética entendida como la capacidad de realizar valoraciones estéticas propias, independiente de las preferencias de los demás o de la influencia de la moda o prejuicios. En la interacción con la Naturaleza, gracias a la experiencia sensible transformadora, el estudiante genera vínculos con su entorno natural y desarrolla un compromiso ambiental frente a la naturaleza y a la vida. Esto le permite al estudiante establecer relaciones con su propio entorno, le permite apreciar su lugar como parte de la especie humana en medio de la evolución, y valorar los distintos sistemas simbólicos propios de la naturaleza. Fortalece una actitud consciente de preservación, provisto de fuentes inspiradoras de formas, sonidos, movimientos, y metáforas.

En la dimensión interpersonal, la incidencia de la experiencia sensible en la vida social se expresa, en la escuela, en las estrategias para significar y comprender los modos colectivos de apropiación y transformación de la realidad, con miras a participar, valorar y reconocer el diálogo cultural en contextos interculturales, en el cual están inmersos tanto el estudiante como el docente; reconoce la diferencia como oportunidad en la diversidad. Por otra parte, es innegable que las prácticas artísticas y culturales promueven experiencias sensibles como construcciones sociales, pues están siempre en relación con otros, fomenta valores de convivencia, solidaridad, y de trabajo en

equipo, como el respeto y la confianza. Involucra en el desarrollo interpersonal la relación social de la práctica artística y cultural, que surge en el plano íntimo y emotivo de expresión personal hacia el plano público, colectivo y social. La intención de toda práctica artística o cultural conlleva una construcción de significación y comprensión en torno a una práctica social. Es en el momento de la socialización en el aula, o fuera de ella, en festivales, conciertos, concursos, exposiciones, donde la experiencia sensible adquiere la expresión que comunica con sus productos en torno a las experiencias de creación, recepción o mediación, con el arte, la cultura o el patrimonio, los cuales fortalecen el criterio estético y establecen retos que marcan la búsqueda creativa, y de contrastación necesaria de una práctica disciplinar del campo artístico y cultural.

La interacción con el contexto propio de la producción artística y cultural, promueve actitudes,

Conocimientos, hábitos y procesos fortalecidos por las tres dimensiones anteriores. Son oportunidades que constituyen ambientes de enseñanza-aprendizaje irremplazables en el Campo de la Educación Artística y Cultural; son vivencias directas del estudiante y el docente en relación con una interacción transformadora de la experiencia. Sensible; en este espacio debe primar la elección de productos de calidad, de obras de arte, y una relación de diálogo con las prácticas artísticas y culturales de los contextos locales, nacionales e internacionales.

 

En síntesis, la Educación Artística y Cultural desarrolla cuatro dimensiones que responden al entorno personal, natural, social, y cultural del estudiante y del docente; contribuye con el desarrollo integral en ambientes de aprendizaje que potencia y desarrolla la creatividad, la autonomía estética, el pensamiento crítico y la comunicación.

Esto es posible a partir de la manifestación de ideas, sentimientos, emociones y de la percepción del entorno por medio de la apropiación de lenguajes y prácticas relacionadas con lo sonoro, lo visual, lo corporal y lo literario.

Permite la representación y construcción de relatos, de singularidades e identidades personales y colectivas, en función de la relación que se establece entre el interés personal y sus contextos. Por otra parte, permite a los estudiantes desarrollar actitudes y aptitudes para que puedan continuar estudios en las carreras de artes si lo desean.

La Educación Artística y Cultural, desde esta perspectiva, propone nuevos retos en los docentes:

Ampliar los discursos teóricos que respalden la construcción de significación cultural, a partir de las prácticas artísticas y culturales.

Generar propuestas metodológicas que inviten al análisis de los relatos expresados en las prácticas artísticas y culturales.

Propiciar, en el aula, la investigación y el diálogo sobre los procesos que se dan en su interacción con estudiante, en relación a sus roles como creador, espectador, gestor o mediador de la producción, en una prácticas desde el arte, la cultura y el patrimonio.(Documento: Arte, Cultura y Patrimonio: Orientaciones pedagógicas para la Educación artística y cultural, Educación Preescolar, Básica y Media.

 

Estoy de acuerdo con los diversos avances conceptuales que se perciben en este valioso documento como son los nuevos retos que se le proponen al docente, muy bien por esta dinámica; sin embargo, sigo insistiendo, falta mucho por mejorar en el campo de las dimensiones y su coherencia, armonía, sintonía y aplicación con los saberes del área.

Por el momento les adelanto que en el contexto del discurso pedagógico mundial, hay acuerdo en por lo menos tres dimensiones propias del área de Educación artística que podrían complementarse con la propuesta anterior que presenta lo intrapersonal y lo interpersonal (inteligencias múltiples) como dimensiones de la Educación artística y cultural, cuando son realidades globales del ser humano que perfectamente hay que abordarlas y comprenderlas desde todas las áreas de estudio. Una forma propia del área de Educación artística y cultural de comprender las dimensiones es la propuesta que sigue:

 

 

•         DIMENSIÓN APRECIATIVA

      A partir de esta dimensión, podemos aprender a ver, a comprender, a percibir al otro, al mundo y al conocimiento. En esta dimensión, se puede interactuar con dos competencias básicas como lo son: la competencia perceptiva y la competencia ideológica.

 

•         DIMENSIÓN PRODUCTIVA

       Nos permite aprender a hacer, a representar, transformar, idear o crear nuevas realidades, nuevos mundos. No siempre hay que crear, hay momentos para la percepción textual de la realidad, para comprender en un plano bidimensional la compleja realidad tridimensional; pero también hay un instante para interpretar y otro para crear. En esta dimensión se encuentran la competencia técnica y la competencia creativa.

•         DIMENSIÓN EMOCIONAL

       En el universo de las artes las emociones, la pasión es fundamental para expresar, soñar y crear. Esta dimensión permite que aprendamos a sentir, gozar, asombrarnos y disfrutar de manera sensible, ardiente y apasionante nuestra vida, la experiencia directa que nos rodea, nos invita a emocionarnos con el otro y el mundo en general. La sensibilidad es la variable clave de esta dimensión. Las competencias que hacen posible esta dimensión son: la competencia estética y la competencia expresiva.

Pablo Romero Ibáñez

Anuncios

Acerca de profesordeartes

Profesor de artes, buscando la interdisciplinariedad, porque el mundo y el universo son un todo, donde las cosas van sucediendo en espiral.
Esta entrada fue publicada en Curiosidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s